Etiquetas

Recibe noticias y actualizaciones directamente en el outlook

Para disfrutar de todas las funciones de este Blog recomendamos usar la ultima versión de estos navegadores, descargarlos desde aquí

  • Administrador


  • « ¿qué es el Priorat? | Inicio | Alemania… primera parte. »

    Champagne…iniciación, pero ambiciosa

    Por salva | Octubre 4, 2008

     Esta fue nuestra primera cata del programa. La primera de una larga serie que pretendemos llevar a cabo. Creimos conveniente empezar con Champagne, pues creemos que es una forma magnifica de iniciarnos en el vino de calidad. os dejo aqui la presentacion en diapositivas y algunas fichas de los vinos catados… por descontado, la noche se alargó y siguió el descorche, pero eso fué off the record.  

    ch1.jpg
    ch2.jpg
    ch3.jpg
    ch4.jpg
    ch5.jpg
    ch6.jpg
    ch7.jpg
    ch8.jpg
    ch9.jpg
    ch10.jpg
    ch11.jpg
    ch12.jpg
    ch13.jpg
    ch14.jpg
    ch15.jpg
    ch16.jpg
    ch17.jpg
    ch18.jpg
    ch19.jpg
    ch20.jpg
    ch21.jpg
    ch22.jpg
    ch23.jpg
    ch24.jpg
     

    Los vinos fueron estos:

    Lilber Cramant              2.000  
    Egly Ouriet VT  
    Billecart-Salmón Rosée  
    Billecart-Salmón Cuvée Nicolas             1.996  
    Billecart-Salmón Blanc de Blancs             1.998  
    Bollinger Grande Année              1.999  
    Dom Perignom              1.998  
    Krug Grande Cuvée  
    Pol Roger Sir Winston Churchil             1.996  
    Bollinger RD             1.996  

    fichas (bastante personales, como el resto de la cata) de algunos vinos:

    BILLECART-SALMON BLANC DE BLANCS Millesimé 1998

    Billecart:

    Cramant por su finura, Avizé por su potencia y Mesnil por su estructura y longevidad (los 3 mejores pagos Grand Cru de la Côte des Blancs). Vivacidad y delicadeza. Un 40% del vino base fermentado en barrica.

     

    Mi opinión:

    Un Blanc de Blancs siempre es más ácido que otro champagne, éste también lo es (2 g/l por encima del Nicolás François), pero ese toque de madera le da un encanto brutal y desplaza al champagne de ser un vino de “espíritu” hacia un vino de “corazón”. Le da calidez, generosidad y, sobre todo, doma esa acidez y la integra (mucho más que el François 96, también por ser añada muy distinta). Por su composición es mucho menos graso que el Nicolas, menos estructurado, pero enormemente fino y fresco, a la vez que ese toque casi lácteo de brioche lo hace un champagne, para mí, casi perfecto, por no necesitar “entender” nada  para disfrutarlo. Un placer para todos: iniciados y novatos.

    Antonine Billecart (refiriéndose a su cuvée básica, pero creo que vale para este champagne y para definir la filosofía de la bodega):

    En Billecart suelo contar también con la opinión de mi secretaria a la hora de elegir el ‘dosage’ y le hago catar las diferentes pruebas. ¿Qué sentido tiene elaborar vinos hechos para los gustos de una minoría de ‘expertos’? Pero por otra parte no debemos caer en la tentación de creer que el consumidor es tonto y se bebe cualquier cosa. Hay que buscar una calidad irreprochable y llevar la filosofía del buen vino al extremo pero al mismo tiempo lograr un estilo placentero.

     

     

     

     

    BILLECART-SALMON BRUT ROSÉ

    Lo que dicen algunas revistas de gastronomía medianamente serias.

    ·           fruto del ensamblaje de Chardonnay, Pinot Meunier y Pinot Noir vinificadas blancas a las que se une la Pinot Noir vinificada tinta. Un champagne con notas de pastelería y frutos rojos, de marcada acidez perfecto para acompañar a un alimento con alto contenido graso como un bloc de pato trufado

    ·           Este cava rosado es un trago fresco y lleno de alegría, sus finas burbujas lentas y persistentes dan al vino una elegancia y frescura que nos alegran en esos días tristes.

    Lo que dice Billecart

    ·           el preferido por las mujeres. Un champagne de coeur.

    Parece un concepto… “las mujeres”,

    ¿son quizá un ente compacto y definido con un gusto totalmente consensuado?

    ¿tendrá los mismos gustos Hilary Clinton que Rosario Flores; Madonna que mi madre?

    En cualquier caso estaría bien teorizar sobre el vino con Ángela Merkel y, directamente, tomarlo en cantidad con Mónica Bellucci

     

     

    Lo que dice un tipo al que le gusta mucho mucho mucho mucho el vino, el placer y el disfrute.

    El término “ Monodosis Billecart “ tal vez sea incorrecto por el simple hecho de su inexistencia. Pero ,pensándolo un poco, esta cuestión no es preocupante en absoluto, ya que para nosotros mucho más importante que las palabras son las ideas , el concepto , la filosofia…. Y en este sentido “ Monodosis Billecart” demuestra una gran consistencia, ya que conlleva una visión muy particular del día a día, ensalzando valores tan admirables como el optimismo, la alegría, la amistad.

          Todo surge un día cualquiera, en el que sin darnos cuenta y sin pensarlo, trabajamos demasiado, y la consecuencia inmediata es que nos cansamos física y / o mentalmente. En este punto es urgente nuestra inmediata recuperación, pero nos encontramos con dificultades para realizar las actividades que más nos apetecen: el campo está muy lejos para pasear, los hijos nunca nos dejan a solas con nuestra pareja,los amigos están trabajando e inmersos en su vida etc…. Este es el instante perfecto para descorchar una pequeña botella de 3/8 de Billecart Salmon y bebernos tranquilamente, en solitario, sin pensarlo mucho y sin comer nada, las 3,5 copas que salen, siendo la medida perfecta para alegrarnos en la justa medida, mejorar un poco nuestro optimismo y apreciar el resto del día con otro talante mucho más positivo.

    Tras varias pruebas creo que es la medida y el champagne perfecto para estas ocasiones. Si bebemos una sola copa nos refresca pero no influye sobre  nuestro ánimo, y una botella de 0,7L sin comer nada nos pone directamente en una fase intermedia entre caliente y pintón, excesivamente animado. Sobre el champagne a beber creemos que el más adecuado en estos casos es Billecart Salmon, ya que si descorchamos alguno de calidad mediocre tipo Moet Chandon puede aumentar nuestro pesimismo, y si es alguno de los grandes, pero de estilo vinoso, como Bollinger, tal vez comencemos a reflexionar sobre su calidad, y ésta no es la actividad adecuada para estos instantes que debe ser exclusivamente disfrutar con el placer del champagne. Y conociendo toda la gama de Billecart recomiendo el Brut Reserve para los presupuestos más justos, y el Brut Rose como el idóneo para recuperar un buen estado de ánimo, rechazando la gama superior de Billecart  porque nos pasaría exactamente lo mismo que con Bollinger.

              Por ello, en una época como laactual, en la que abunda el término mono, con muy distintos significados (numérico , como monocasco, estético, para referirnos a un chico-a guapo-a, a losmonos como animales primates etc..),tal vez los buenos aficionados podríamosutilizar el inexistente término “Monodosis Billecart “.Me gusta hacerlo,decírselo a mis amigos, y que ellos puedan disfrutar tanto como yo descorchandoy bebiendo monodosis de BillecartRose.

     

    BILLECART-SALMON CUVÉE NICOLAS FRANÇOIS 1996

    Billecart:

    Equilibrio y riqueza. De Grands Crus de Pinot Noir y Chardonnay de la Montaña de Reims y la Côte des Blancs. Fino, elegante, oro pálido y espuma fina con notas sutiles de bollo de leche y muy fresco.

     

    Juhlin (junio 2004 – 95 puntos):

    No es un champagne voluptuosamente madurado por el sol. Riqueza aromática fantástica.

    Vino joven en inconcluso que debe ser conservado mucho tiempo para llegar a su mejor nivel.

    Notas de vainila, manzana verde y compota de ciruelas y grosella roja que acabarán en la grandeza de la pastelería fina.

    Un champagne para envejecer, Juhlin sube vertiginosamente sus puntuaciones con la edad:

    96 puntos un 1990, 1966…

    98 puntos un 1961

    99 puntos un 1959, 1955

     

    “… me produce la impresión que todos los días fueran domingos y que los mejores días todavía están por venir …”

    Marlenne Dietrich

     

     

     

    Yo, en la barra del Churra (hace un mes)

    Bergamota y lima a manta, corteza de limón recién cogido rayada, acidez sin integrarse todavía, un crimen casi pedófilo.

    Eso sí, con su “grasa”, con su estructura y su finura generosa (contradictorio) diciéndote sin parar ¿para qué me consumes tan pronto?

    No predico con el ejemplo, pues defiendo el afinado en botella de los grandes vinos, pero acabamos de descorchar mi última botella del 96. Manda webos!!

     

    BOLLINGER GRANDE ANNÉE 1999

    Un 82% de Grands Crus y un 18% de Premieres Crus de 17 aldeas.

    63% Pinot Noir y 37% Chardonnay

    Es su Cuvée de Prestigio, donde expresan, fieles a su estilo tradicional, las particularidades de las añadas excepcionales (nunca elaboran Grande Année si la añada no es muy buena).

    Mínimo de 5 años sobre sus lías con tapón de corcho (en lugar de chapa), que según ellos asegura una mejor protección contra la oxidación.

     

    Lo bebo cuando estoy feliz y cuando estoy triste

    A veces cuando estoy sola

    Cuando tengo compañía, lo considero obligatorio

    Juego con él cuando no tengo apetito y lo bebo si tengo hambre

    De lo contrario nunca lo toco, a menos que tenga sed

    Je le bois lorsque je suis joyeuse et lorsque je suis triste.

    Parfois, je le prends quand je suis seule.

    Je le considère obligatoire lorsque j’ai de la compagnie.

    je joue avec quand je n’ai pas d’appétit, et j’en bois lorsque j’ai faim.

    sinon je n’y touche jamais, à mois que je n’aie soif.

     

    Lily Bollinger

     

     

     

    El 96 fue un monstruo, me queda una botella que no estoy dispuesto a abrir bajo ningún concepto. Este 99 empezó muy cerrado, un poco amargo y con notas de humo muy prometedoras. Ahora empieza quizá a entrar en una fase distinta, un poco más abierto, pero falto de tiempo. Sigo pensando que, aunque disfrutemos de estos champagnes tan pronto (por la “ley del meteorito”) nos perdemos muchísimas cosas; están todavía muy crudos y sin hacer.

    Creo que desde su degüelle, estos vinos pueden evolucionar muy bien a lo largo de 10 a 15 años y que cada cual, según su gusto, puede darle el reposo que considere, intentando conseguir abrir una botella en su momento de plenitud (para mí la mejor fase, mucho mejor que la juventud y no tan “intelectual” como la madurez).

    DOM PERIGNON 1998

    ·         Cuvée de prestige de Moet

    ·         Pinot Noir y Chardonnay aproximadamente al 50%

    ·         floral y elegante, con notas de pastelería fina y gran textura retronasal

    ·         almendra dulce y pomelo que evolucionan a tilo y anacardo con un final de brioche

    ·         sedoso, un poco aéreo, acidez controlada y persistente, final cascara de cítricos y yemas.

    ·         mucho calor en agosto, lluvias en septiembre y buen tiempo en la vendimia

    “…venid rápido, estoy bebiendo estrellas…”

    Pierre Perignon

     

    Jancis Robinson

    Mucho más accesible y para beber que la añada 96. De los mejores Dom Perignon desde la mitica añada 90 e incluso bastante anteriores. Extraordinariamente abierto y maduro ya, fácil confundir su madurez con dulzura, aunque su final es fresco y seco.

    Nariz inicial fragante (lirios quizá) pero dejándolo respirar apunta una clara autolisis (típica de los vintage de Dom Perignon) que me apunta que a pesar de su accesibilidad y madurez, tendrá una larga vida por delante.

     

    POL ROGER SIR WINSTON CHURCHILL 1996

    ·  Cuvee de prestige de la maison

    ·  Pinot Noir y Chardonnay procedentes de Grand Cru.

    o    Viñedos Grand Cru de Côte des Blancs: Cramant, Chouille, Avize

    o    Viñedos Grand Cru de Montagne de Reims: Ambonnay, Bouzy, Verzy

    ·  Predomina la Pinot Noir y su composición exacta es un secreto bien guardado por la casa.

    ·  Añada 96 extremadamente fría y ácida, llamada formar parte del grupo de las mejores añadas del siglo, con vinos generalmente de guarda por su marcada acidez.

    ·  Por su composición y estilo quizá éste sea el champagne de alta gama de la añada 96 en su momento más óptimo de consumo. El resto se mueven entre una muy fresca juventud o, directamente, una dureza que los hace aún imbebibles.

    “…en la victoria te mereces champagne; en la derrota, lo necesitas”

    “…un placer cotidiano para aquellos que conocen el significado de la palabra vivir”

    Churchill-Napoleón.

     

    “Un champagne estructurado, apoyado en la pinot noir y pensado para comer”.

    Hubert de Billy, miembro de la quinta generación de la familia

    Pol Roger Cuvée Sir Winston Churchill 1996. Es la gran añada de la década de los noventa y, realmente, se nota. Está inmensa y con una potencia fuera de lo común dentro de un estilo de champagne que ya de por sí se caracteriza por su carácter corpulento y robusto. Con mucho desarrollo por delante en la botella, casi resultaba joven; ganará en complejidad. Amarillo vivo matiz verdoso. Aroma intenso, con gran carácter, notas tostadas (toffee, praliné), regaliz. Boca muy amplio, potente y estructurado, seco, equilibrado, con gran peso en el paladar y una vibrante acidez que prolonga largamente los sabores.

    Bodega con siete kilómetros de galerías, excavadas en la fría Creta.

    Materias: Catas, bodegas y vinos, zonas vitivinicolas |

    Comentarios